17 de noviembre de 2010

Mente USB

En dias como hoy, así voraginosos, me siento como si mi mente fuera un pequeño ordenador portatil, de capacidad limitada, al que conecto y desconecto distintos lapices usb en función de lo que voy necesitando.. Esta mañana en tal sitio (éste lapiz), esta tarde en tal otro con otro tema distinto (eso está en este otro pen), pasado mañana tal otra cosa en tal otro sitio (humm, eso en éste). Con esa tensión de no dejarte ningun lapiz olvidado en ningun sitio u ordenador ajeno, de no llevarte el lapiz equivocado, de que el lapiz funcione! ... de que el ordenador no se pete! jaja.. creo que ya me rio de nerrrviossss que tengo, jaja :)

4 comentarios:

Mónica dijo...

Nuestro cerebro es mucho mas que cualquier maquineta!!!

glaukilla dijo...

si.. pero a veces me siento asi, como si tuviera multiples cajones y fuera cogiendo, esto, aquello, lo de mas alla, casi sin pensar.. ufff, que cansá estoy...

rombo dijo...

A descansar... Hay que recargarse...

glaukilla dijo...

si.. estoy a punto de ello... creo que ni voy a acabar de ver el futbol... besos rom y buenas noches pa ti tb