2 de junio de 2010

Insomnio e intrigas.

Ultimamente ando un poco insomne. He pasado de dormir (si el trabajo me lo permitía, claro) una media de ocho / diez horas tranquilamente, a dormir -el día que más- unas cuatro o cinco. De repente me encuentro con un puñaico de horas de más a mi disposición, que hasta ahora no he sabido muy bien cómo manejar. Máxime si al dia siguiente toca levantarse! y escuchas en la radio las noticias de una hora, de la siguiente y de la siguiente entre desesperación y pensamientos de "dios mio, pero cuanto voy a dormir hoy! necesito dormir algo que me tengo que levantar!" (cosa que probablemente contribuya mucho a evitar precisamente aquello que quiero conseguir, paradojas de la vida). Pódría hablar de las estrategias que a fuerza de no dormir se me van ocurriendo para intentar conseguirlo o del increible mundo interior que una descubre en si misma en la oscuridad de la noche, pero voy a hablar de algo mas sencillo. He descubierto que todos los dias (todas las noches en este caso) de la casa de al lado sale alguien, mas o menos a la misma hora, pasadas las doce y media, coje su coche aparcado bajo mi ventana y se marcha. Aburrida por el insomnio me dió por pensar en ello. Y me pregunto si quien se va lo hace a algun trabajo de turno nocturno, o si quien se va no vive realmente ahi y se marcha a esas horas a su casa... Y en tal caso, si llega a una casa donde no hay nadie (y para qué se va entonces?) o llega a una casa donde su familia perfecta le espera bajo excusas de "llego tarde, cuanto trabajo", cuando realmente viene de pasárselo bien de esa casa de la que sale casi a escondidas protegido por la oscuridad... Ja, que lado intrigante me ha despertao este insomnio

4 comentarios:

rombo dijo...

Caso real: Conocí a un hombre, que salía de su casa a las 5 de la madrugada o antes, vestido de pescador, con sus botas, sus cañas. Su mujer se quedaba en la cama. El hombre en el maletero llevaba su ropa de calle, y se iba a acabar la noche o la madrugada por los Clubs que aún habia abiertos.... Su mujer siempre pensó que era pescador...

glaukilla dijo...

Sabia que tu curiosidad innata te iba a hacer fijarte en esta entrada ;) No creas, yo pienso algo parecido :) Es más, fue mi primera interpretación (en este caso que esté en casa de la amante y llegue luego a altas horas de la madrugada a su casa mascullando lo harto que está del trabajo...). Aunque bien pensado, nunca he mirado quien es quien se va... igual es ella... Si el insomnio me visita hoy me apostaré en la ventana a ver... Rom! la curiosidad se pega! ;-)

rombo dijo...

Ja,ja,

Mónica dijo...

Yo creo que sale de casa de su chica, y tiene turno de trabajo nocturno, y va rápido para ir a fichar.