5 de abril de 2010

Pececillos, ballenas y sirenas.

El mundo marino me rodea. Mientras contemplo sonriendo tu llavero ballenita que se enciende y me recuerda a ti (además de porque tú me lo has regalado, porque aporta esa misma luz que tú aportas en gran parte a mi vida) me acuerdo de cuando hace unos dias fuimos a nadar juntos. Hacía tanto tiempo (o quizá no tanto, pero parecía tanto). Y fue un placer inmenso compartir calle, cloro, y brazadas. Parar en alguna de ellas para verte nadar. Tu cuerpo, tu agilidad, tu armonía, tus espaldas. Je, que lindo :) Y pensaba también que mis cortinas de baño son de ballenitas, que donde coloco los pies para salir de la ducha tiene forma de pececillo. Que tu forma de llamarme es tan marina :)Y que el olor a mar me recuerda tu abrazo bajo el sol, la risa incontenible, el paraiso...

1 comentario:

ROMBO dijo...

Claro, ¿qué esperabas? Eres una sirena.