12 de marzo de 2010

Leer

Ayer me regalaron el último libro de Perez-Reverte (bien! me encanta, tengo casi todos sus libros). Estaba tan cansada cuando llegué a casa y tenia tantas cosas que hacer hoy que resistí la tentación de empezar a leerlo porque sabia que iba a empezar a leer vencida por el sueño y no queria no enterarme, o empezaba a leer y como me enganchara no dormia :). Asi que esta mañana me levanté directa a preparar el desayuno, y coger el libro. Ay, que placer. Como sigo teniendo mucho que hacer, estoy controlandome y restringiendo la lectura, como si estuviera ante una caja de bombones y andar resistiendo la tentación de tomarme todos de una sentada, de manera que puedo estirar el placer y disfrutarlo. Pero que gana de llegar luego y meterme entre sábanas a continuar....

pd: por cierto, que EMOCIÓN un dia como hoy ver las colas de gente despidiendo a un escritor como Delibes. A veces parece que la grandeza se abre paso entre la mediocridad.

2 comentarios:

ROMBO dijo...

Perez Reverte parece un tio listo, y que habla muy muy claro, y muy alto. Si escribe igual que habla o piensa, sus libros (los cuales no he leido), seguro que están a gran altura.

(¿Qué tal la nueva pecera?)

glaukilla dijo...

Para mi gusto escribe mejor que habla :) Quizá porque no estoy de acuerdo con todo lo que habla y si me gusta lo que escribe ;)

(La nueva pecera ... a espera de agua... Pero creando buenas sensaciones)