7 de agosto de 2010

Cuerpos

Hoy tras salir de la ducha de la piscina, me he mirado desnuda en el inmenso espejo del lavabo (que espejos!, te miras aunque no quieras!). No habia nadie, asi que me he mirado tranquilamente y durante un instante he pensado que desde luego no tengo el mejor cuerpo del mundo (aunque con la piscina está mejorando), y por algo no soy modelo, jaja. Pero al instante he pensado que cuando estoy entre tus brazos y me besas de esa manera que tanto me gusta, cuando me acaricias de esa forma que me estremece, cuando me susurras cosas bonitas o cosas ardientes de ese modo que tanto me gusta y me hace sonreir y suspirar, cuando me das tanto placer y cuando sientes tanto placer conmigo, me siento la mujer más hermosa y bella del mundo. El placer es tan democrático, que entonces... ¿qué mas da que mi cuerpo no sea perfecto? :)

4 comentarios:

perroandaluz dijo...

Yo estuve años sin mirarme al espejo, luego me reencontré y luego volvi a perderme...
Asi voy, hecho un adefesio!

Palabra: pressen. Pressen ten armas!

glaukilla dijo...

jaja, perr! cualquiera que te lea se imagina a Igor del jovencito frankentein o algo asi. Exagerao andalú eres!!! Un beso pa ti

rombo dijo...

Ha estado genial tu historia de espejos y cuerpos !! Genial, de verdad...

glaukilla dijo...

Gracias Rom, que me sonrojas!! :) Ya cuando vaya me miro, jaja. Un besazo pa ti