9 de junio de 2010

El cojin mágico.

Hace unos cuantos años (no recuerdo bien, tres o cuatro) tuve un problema en uno de mis hombros. Aunque mi diagnóstico médico (después de visitar al medico de cabecera, traumatólogo, hacerme resonancia, etc, etc) era "no tiene nada" (acompañado de un sarcástico "no sé de que se queja si está como una rosa" del traumatólogo), lo cierto es que apenas podia mover el brazo, sufría constantes dolores a pesar de tomar medicación diaria, y mi movilidad corporal se reducia por momentos, costandome hasta estar de pie cuando pasaba un rato. En busqueda de solucionar el tema, mi pececillo amigo me hizo dos grandes regalos: presentarme una amiga suya fisio a la que le debo entre otras cosas el tener dos brazos en lugar de uno, y poder nadar 2 kms sin acordarme de que alguna vez ese brazo me dolió tanto, y mi cojin mágico. Es un cojin que vibra, y da masajillo. Uno de mis sobrinos lo bautizó asi porque alucinó cuando se lo enseñé y me dijo que tenia mucha suerte de tener un amigo que podia comprarme cosas en la tienda de las cosas mágicas. Jeje, desde entonces, es mi cojin mágico. Y a fe que lo es. Para mi es como tener un abrazo de mi pececillo siempre conmigo, y el recuerdo de que a la hora de tu naufragio siempre hay alguien que te rescata, y te sonrie y te tiende una mano (real o imaginaria a veces -igual de real en el fondo-). A todas aquellas manos, una vez mas, gracias (no me va a alcanzar la vida para agradeceros).

12 comentarios:

rombo dijo...

Una tienda que venden cosas mágicas... es el negocio perfecto. Puedes comprar objetos, sueños, poemas, polvo de hada, ilusiones...

glaukilla dijo...

:) la pena es que no me acuerdo bien de los ejemplos que puso mi sobrino, pero me decia "tita, dile a tu amigo que si va a la tienda de cosas mágicas, que a mi me compre una bici que vuela -de color verde-" y multitud de ejemplos mas que a mi me flipaba que se le pudieran ocurrir... En realidad hay gente que parece tener esa capacidad de comprar en una tienda mágica y darte cosas magnificas :)

Phant79 dijo...

Esto suena a Harry Potter. Yo también quiero comprar algunas cosillas en esa tienda.

rombo dijo...

Phant, tu ya compraste esas gafas que llevas... Puedes ver sin ser visto... (es que antes, hechizabas con tus ojos... Ahora también, y no nos damos cuenta...)

glaukilla dijo...

ja, ja, Phant. Si fuera capaz de acordarme de las cosas que mi sobrino decia que le preguntara a mi amigo si habia en la tienda de cosas mágicas.. te quedarias alucinao. Es como el portavelas, que da la luz especial para dormir ;-) vivimos rodeados de cosas mágicas, sólo tenemos que verlas...

Phant79 dijo...

Yo tengo un anillo mágico, lo compré hace mucho. Es mágico porque cada vez que lo pierdo y no intento buscarlo, vuelve el solito.

glaukilla dijo...

uys, Phant, jaja. Me he reido mucho con tu comentario porque por deformación profesional, cuando has puesto lo del anillo mágico me ha venido a la mente el anillo vibrador, y he pensao "ja, y tan mágico!".. pero ya veo que tu mente es menos perversa que la mia ;-)

Con lo que cuentas de tu anillo, a mi me pasa una cosa parecida con unos pendientes que me regaló un amigo mio. Lo mas sorprendente es que la última vez que los perdí fue cuando estaba por mudarme y visité varias casas. Cuando me decidí, un dia limpiando antes de entrar en la escogida... encontré mis pendientes en el suelo! Fue como la señal definitiva de "si, este va a ser mi hogar ... "

Phant79 dijo...

Que curioso, tus pendientes entonces son más mágicos que mi anillo.

Muy divertida tu pequeña confusión. En mente perversa no sé si me ganarás o no, pero yo tampoco me quedo corto jeje.

Besos

rayajo dijo...

Ese anillo mágico que tú mencionas, sirena, ya lo probé yo, más que nada porque me lo regalaste tú (jajaja) y realmente era mágico, no como el otro, que se limitó a pasarse 6 años puesto en mi dedo, y de pronto un día saltó al cajón de mi mesita de noche, y ahí lleva el tío escondido 3 años...

Ah! y dale las gracias de mi parte a tu pececillo, (porque tu fisio también es la mía)

Mónica dijo...

Creo que comprendo lo de un anillo 3 años escondido en un cajón.

rombo dijo...

Ambientazo en la pecera... casi no cabemos para hacernos los largos...

glaukilla dijo...

- Phant, lo de mis pendientes fue increible! Imagina cuando los vi!

- rayajo, es verdad! no me acordaba yo de ese detalle! jaja. El anillo y . los aceitillos esos¿ Magia también!

-Rom, de verdad! está más llena que la piscina! jaja. Y eso que no os he puesto ni cervecitas ni na. La sirena deja mucho que desear como anfitriona, pero .. si estais en vuestra casa no pedis permiso pa ir a la nevera, no? vais directamente! Pues ea, ya sabes donde tienes tus ambar ;-)