10 de mayo de 2010

Mordisquitos en el agua

Por un momento abandonamos las manoplas y las aletas para abrazarnos mientras el agua nos envuelve. Y tu boca se deshace en burbujas, besos y mordisquitos para celebrar nuestro encuentro. Mi sonrisa empuja las nubes y las abre majestuosamente, como un telón al comenzar la función, para dejar lugar a un espléndido sol que alumbra nuestro dia, aunque fuera llueva. Ay, que placer (mucho más que el jacuzzy).

13 comentarios:

S'il vous plaît dijo...

Me recuerdas a una canción de Daniel Drexler
Si, si Glau, todo el pirineo oscense en IMPRE-SIONANTE

Glaukilla dijo...

No sé quien es... Me suena el Jorge Drexler pero no es santo de mi devoción (uy, espero que Rombo no me abronque como con bunbury, jeje),me aburre y sólo me suena esa canción suya que ganó el Oscar.

Los pirineos me quedan lejillos pero alguna vez me voy a tener que plantear caminar por esos bosques... Aunque aún me quedan por explorar tanto de los mios!

s'il vous plaît dijo...

Es hermano de Jorge. El disco ECO de Jorge (donde sale todo se transforma) es IMPRESIONANTE
Yo también quiero ir a los tuyos. (a VER si llego con la bici...)

Glaukilla dijo...

Anda, como los Calamaro! hermanos artistas. Bueno, igual lo reoigo a ver si con nuevos oidos...

Me has recordao a una vez que hicimos una ruta por las Alpujarras granadinas que sacamos de un libro de rutas en bici. Nos pegamos 30 kms caminando porque miramos el tiempo y nos pareció asequible, si caer en el "pequeño detalle" de que estaba calculado para ir en bici ;) jaja, asi que nos pegamos una buena paliza pero estuvo chula

Jóse Bellosta dijo...

Mordisquitos en el agua, me ha parecido muy bonito. Y ya ves, que Silvu te recomienda los Pirineos. En el blog de rayajo te he puesto algo de tu comentario de Torla.

Glaukilla dijo...

jaja, pues si a ti te parece bonito, imagina a mi que los vivi! :) ufff, qué saludo!

s'il vous plaît dijo...

El chocolate está en el Hostal de Ipies. (Ç'est un village, près de Sabiñánigo- y Jaca)

Glaukilla dijo...

sisisis, eso es! lo acabo de comprobar en la bolsa de papel!

rombo dijo...

No habrá bronca, y nunca fue mi intención darla (por temas musicales, ni por ninguno). Pero a Jorge Drexler es cierto que hay que "entenderlo". Quizás algunos de sus trabajos te dan esa sensación de "aburrimiento". Pero también cabe la posibilidad de ,un día mágico, asistir a un concierto suyo, acompañado solamente por su guitarra y una caja de ritmos pregrabados, en un cálido salón de conciertos, cómodamente sentados.... Y te llega... te lo aseguro. Es uno de los grandes y un punto de referencia para muchos. Pero, está claro, que para gustos, colores. A mí me gustan sus letras (me gusta como poeta), y su música tiene esa sencillez efectiva perfecta para acompañar a esa poesía. Del hermano (Silvu) no puedo opinar.

Glaukilla dijo...

:) jo, rombo, que serio te pones :) Lo de "bronca" lo decia en el sentido mas suave de la palabra, yo no he sentido ningún conflicto contigo. Eso mismo que dices lo voy a hacer yo con el Coti en unos dias (imagino, porque ya le vi en otro concierto y recuerdo que se sentó en el borde del escenario, con su guitarrilla, casi como en el salon de la casa de una).

Y vaya, que todo el tema musical desvia la atención del tema inicial de post ;)

rombo dijo...

Serio no.... no era mi intención... Ah, y disfruta pensando en esos...mordisquitos.

Glaukilla dijo...

humm, si :) entre estas discusiones musicales y los mordisquitos.. no hay color! jaja

Jóse Bellosta dijo...

Está claro. No hay nada como los pequeños placeres de la vida (en este caso, los mordisquitos)