2 de marzo de 2010

Deshacerse

Tengo en mi mente cosas deshaciendose y derrumbandose. Un cierto miedecillo ante los cambios que se avecinan. Como para confirmar esos presagios, ha sido un dia de imagenes asombrosas en los periódicos digitales de derrumbes: derrumbes en Chile por el terremoto, derrumbes en nuestras carreteras por las lluvias. Derrumbes y miedo a pasar por los mismos caminos (como Asterix y su tropa, casi que miedo a que se nos caiga el cielo encima, en forma de arte o carretera arcillosa). Esa sensación de no tener nada bajo los pies, o de tener una especie de suelo de cristal que puede fracturarse y hacerte caer. Como Alicia en el Pais de las maravillas a través de ese hueco fantástico. ¿Me llevará hasta un universo tan loco, imprevisible, absurdo como el de Alice?, ¿me cruzaré con un conejo con un reloj susurrando desesperadamente "llego tarde,llego tarde?"?, ¿me tropezaré con la sonrisa burlona de un gato medio invisible?, ¿me invitarán a una taza de té por mi no cumpleaños?, ¿me toparé con una reina que se desgañite gritando "que le coooooooooorten la cabeza"? (hummm, si al menos me encontrara a Robbie Willians rodando su último video en ese universo carrolliano, y me diera un mordisco como a esa zanahoria, ja). Como he dicho algunas veces, un amigo mio dixit, las emociones cansan. Ojú, irremediablemente me aferro a tí para no caerme al abismo, agradeciendo que estás siempre ahí, haciendome reir después de todo.

4 comentarios:

ROMBO dijo...

El mejor escrito hecho jamás por una sirena !! Enhorabuena , glau.

Glaukilla dijo...

:) hummm, tú lo quieres es sonrojarme del todo. Me alegro de ver que se puede transformar una rayada (que no una rayajada) en algo leible.

Onomatopeya dijo...

Curiosamente yo tengo sensaciones parecidas en estos momentos, aunque por motivos diferentes. Pero hasta que no lo he visto escrito no se me había ocurrido ese simil. El suelo bajo los pies se mueve, tiembla y amenaza con derrumbarse. Otras veces es el cielo el que se torna de un raro color, se cuartea y va cayendo poco a poco sobre mis hombros y cabeza. Pero confío en que se vayan arreglando los desperfectos. Perdona que haya usado tu blog como desahogo. Espero que tu situación se vaya arreglando y que salga todo bien.

Glaukilla dijo...

:) Onoma, no hay nada que perdonar. Entra, escribe y desahogate siempre y cuando quieras. Espero que tus suelos también se asienten y los cielos vuelvan a lucir seguros alli en lo alto. Suerte!