28 de febrero de 2010

Sólo para mi

Reconozco que me emociona pensarlo. Hasta ponerme muy nerviosa. Nerviosa de bien, de escalofrio, de cosquilleo, de erizarse la piel. No sé si llegará (ojalá que si) pero el simple hecho de que lo pienses me produce esas sensaciones. Y que me lo digas aún mas. Y me activa las alertas, me hace desaparecer el sueño, me espabila mas que varios cafés cargados a la hora de despertarse después de un sueño profundo, me dan ganas de gritar un "ahhhhhhhhhhhhh" tan profundo que.. vuelo. Escapo de mi propio cuerpo, de mi realidad, sobrevuelo las montañas y los mares que recorremos para aterrizar en tu cuerpo, y sonreir. Sonreirte para ahogar la risa y que toda esa felicidad sea sólo para nosotros. Sólo para mi. :) Me encantas...

4 comentarios:

ROMBO dijo...

Este comentario merece ser dirigido a alguien, con su nombre propio... O no. Así mejor. Así todo el mundo que lo lea puede hacerlo propio, y sentir un escalofrio... sirena.

Glaukilla dijo...

hummm, esperemos que a quien va dirigido (lo sabrá si lo lee)también le produzca escalofrio :)

ROMBO dijo...

Lo hará... seguro.

Glaukilla dijo...

humm, pues le tendré que decir que lo lea :)