22 de febrero de 2010

Me decido a tararearte todo lo que se te extraña

Me viene a la cabeza el inicio de esa canción maravillosa de Silvio Rodriguez. De hecho la tarareo. Y pienso en todo lo que se te extraña... Las notas se me enredan en la mente, tus (o nuestros) recuerdos se me dibujan a trazos rápidos en la imaginación y me trasladan a varios de esos momentos en los que hemos compartido mucho más que el tiempo y el espacio. Sigo tatareando mientras pienso en la noche y en la posibilidad de que compartamos sueño y una sonrisa fugaz maquilla mi cara.

4 comentarios:

ROMBO dijo...

Te he leido cosillas, pero creo que esta es la mejor. Sigue, sigue, sigue. Me encanta tu lucha de poesía y amor, pisoteando si hace falta cada "comentarios 0". Te superas y te entregas igual que si te leyeran 1.000 personas.

Glaukilla dijo...

hummm, vaya :-) casi me sonrojo con el comentario... Supongo que continuar como si nada (a pesar de los "comentarios 0") es fácil porque no es mi objetivo conseguirlos (aunque si los tengo me alegra, son bienvenidos y los leo con atención). El resto es dejar salir eso que te impulsaría a subir una montaña y gritar al mundo. Y con las lluvias que tenemos es mucho mas confortable hacerlo desde el calor de una pantalla

ROMBO dijo...

Lo apunto como otro de mis mayores éxitos: Casi he podido sonrojar a una sirena.

rayajo dijo...

Te voy a tener que dar algunos trucos para conseguirlo...