9 de noviembre de 2008

Carretera y manta


Asi podria resumir mi vida estas últimas semanas. Trabajo aqui, trabajo allá, trabajo acullá. Kilómetros, kilómetros y mas kilómetros. Cuento los kms que hago a la semana por cientos. Me paso mas de la mitad de la vida en el coche. A veces tardo mas en llegar a los sitios que lo que tardo en hacer la actividad. Paradojas de la vida: yo que siempre he odiado conducir, encuentro ahora en el coche mi lugar de vida, mi refugio, mi hogar en el que canto, grito, ensueño, imagino, recuerdo, planifico, rio sola y a veces también me emociono sola, rodeada de recuerdos, de historias que me cuentan, que servirian para escribir libros de esos en los que la realidad supera la ficción. De vez en cuando esos kilómetros se salpican de guiños, de sitios con significación especial, de salidas con recuerdos de dias placenteros pasados (ay, la salida al aeropuerto), de ilusiones, de esperanzas en momentos futuros. Fotos mentales de una complicidad.

2 comentarios:

rayajo dijo...

jejeje tus articulillos empiezan a parecerse a los míos... fotos a pie de carretera, mucha carretera, y la manta por supuesto.

Siempre he estado al tanto de tu carrera automovilística... y sí que es curioso que a la vejez viruelas, ahora te estés hinchando de hacer kilómetros...

Por cierto, mi pequeño bólido azul está a puntito de cumplir los 100.000...

Glaukilla dijo...

jeje, bueno, el mio va por los 53.000 y pico ;-) Contando que me lo compré hace menos de un año y medio con 16.000 pues calcula lo que voy a tardar en alcanzarte ;)

Por cierto, la foto es de Rolf, de nuestras pequeñas vacaciones a Cazorla. Los sitios por los que voy a trabajar suelen ser mas feos y menos placenteros ;-)